5 curiosidades que quizás desconocías sobre Sierra Nevada

Sierra Nevada cuenta con un entorno natural único, destaca por su valor ecológico y cultural. Fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1986 puesto que posee espacios de gran importancia y variedad biológica de importante interés científico, excelentemente preservadas por las diversas acciones medioambientales aplicadas.

Desde 1999 ostenta el título de Parque Natural y Nacional y destaca por sus grandes dimensiones: 174.849 hectáreas, de las que 85.883 son Parque Nacional. Una visita obligada para el ecoturista con multitud de espacios donde pasear y vivir experiencias inolvidables en cualquier época del año.

Hoy venimos a contarte un recorrido repleto de curiosidades que va hacer que este destino esté en tu lista de deseos para esta primavera.

 

Bosques multicolor y microclima

Robledales, arces, mostajos y otros árboles y arbustos de hoja caduca, las joyas del Parque Natural y Parque Nacional. Un regalo que sorprende a todo el que visita la zona. Esas laderas frescas, valles y su excelente microclima impactan debido a la percepción de montaña andaluza soleada y seca.

Anímate a descubrir nuevos caminos y adéntrate en los senderos que suben hacia el Hornillo, vive un auténtico baño de bosque, allí te espera el bienestar que tanto necesitas. No te puedes perder este espectáculo para tus sentidos con la luz y el color del otoño.

Cuenta con más de 200 especies de insectos endémicos

La mitad de los insectos especialmente protegidos de Andalucía se encuentran en Sierra Nevada. Las claves para comprender este elevado grado de endemicidad están en las extremas condiciones del clima de la alta montaña mediterránea: viento y frío intenso en invierno y elevada insolación en verano.

No te puedes perder la experiencia de explorar las acequias del Valle de Lecrín o de la Alpujarra en primavera, podrás encontrar multitud de especies de insectos entre las flores, posados en el suelo fresco o volando en busca de pareja. Y si eres amante de las mariposas visita el sendero botánico de la Cortijuela entre mayo y junio, donde decenas de ellas liban en la gran variedad de flores de este jardín natural.

¡En Sierra Nevada hay desierto!

Sí, como lo lees. La Sierra Nevada oriental, ya que en 30 km pasarás del desierto, en Alboloduy, a la alta montaña de Abla, Abrucena y Fiñana, con sus cumbres de hasta 2.611 m, que te proporcionarán una vista panorámica de gran parte de la provincia de Almería, de los valles de los ríos Andarax y Nacimiento, y de las Sierras de Gádor, Alhamilla y Filabres. Verás el Observatorio de Calar Alto, el desierto de Tabernas, la bahía de Almería y Cabo de Gata.

La mejor forma de visitar la cara más desconocida de este gran macizo es a caballo, te hará gozar más del paisaje por la altura que te proporciona ir a los lomos del animal.

Tiene más de 2.100 especies vegetales

Si eres amante de la botánica y disfrutas encontrando y fotografiando estas especies singulares, debes dirigirte a la alta montaña una vez se retira la nieve y los altos prados se salpican de flores. Las plantas endémicas son verdaderas supervivientes de ambientes extremos, las encontrarás en las turberas y borreguiles, entre las rocas, en las grietas y los canchales.

Una actividad complementaria a la ruta de campo es la visita al jardín botánico Hoya de Pedraza. Se trata de un gran espacio al aire libre con caminos y zonas diferenciadas según hábitats. Aquí conseguirás fotografías de especies endémicas o singulares que en el jardín han florecido, aunque en su hábitat natural aún no estén en flor.

Sus noches estrelladas de ensueño

Las cumbres de Sierra Nevada, libres de contaminación lumínica y en plena naturaleza, son lugares ideales para la observación astronómica a ojo descubierto y el astroturismo. Pon a prueba tu agudeza con Mizar y Alcor, déjate llevar a la antigua Grecia y sus leyendas sobre el origen de las constelaciones, conoce las luchas del guerrero Orión.

Disfruta de la noche de las Perseidas en pleno mes de agosto o de las Gemínidas a mediados de diciembre desde las cumbres de Sierra Nevada, observa los cielos cargados de estrellas junto al antiguo observatorio del Mojón del Trigo. Pasea bajo la luna llena por el puerto de la Ragua y sitúate bajo una bóveda celeste en la que ninguna luz se presentará ante tu mirada salvo la que produce la propia naturaleza.

Si quieres descubrir más curiosidades sobre Sierra Nevada y todas las experiencias que podrás vivir en los diferentes enclaves de este maravilloso destino, te invitamos a descargar la Guía de Ecoturismo de Sierra Nevada, donde encontrarás una treintena de experiencias de ecoturismo ofrecidas por las empresas adheridas a la Carta Europea de Turismo Sostenible en el Parque Nacional.

Comparte con tus familiares y amigos ecoturistas este post, estamos en Twitter, Facebook e Instagram.

¡Nos leemos pronto!

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTA CON NOSOTROS

Desde el Club de Ecoturismo Soy Ecoturista apreciamos mucho su opnión. Siéntete libre de contarnos tus dudas.

Enviando

Accede con tu Usuario o E-Mail

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account